Noticias


El conde de Floridablanca, un ilustrado murciano en la corte de Carlos III

El Palacio de El Almudín y la Sala Verónicas acogen, hasta el próximo 28 de abril, la exposición más importante realizada en los últimos años sobre los acontecimientos que marcaron el siglo XVIII español

La historia social y política de España entre los años 1777 y 1792 estuvo marcada por las estrategias del conde de Floridablanca, nombrado secretario de Estado por el Rey Carlos III. José Moñino Redondo, nacido en Murcia, el 21 de octubre de 1728, se convirtió en la sombra del monarca para desarrollar su ideario político, en un tiempo convulso que se debatía entre acérrimos conservadores de las viejas instituciones y unos impetuosos revolucionarios.

Su vida y su legado se pueden contemplar hasta el próximo día 28 de abril en la exposición que el Gobierno regional ha organizado junto al Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española.

Más de 300 obras repartidas en el Palacio del Almudín y la Sala Verónicas, reflejan, no solo la vida y acciones del que fuera secretario del Despacho de Estado de Carlos III, sino también, la vida social española, la política exterior, la industria, el ejército, las obras públicas, las bellas artes, la ciencia, la economía, la caridad y hasta la indumentaria.

Solo por el número de piezas de la muestra, esta exposición se ha considerado como una de las mas importantes que en los últimos años se han dedicado al reinado de Carlos III y de su hijo Carlos IV.

Entre las pinturas se pueden contemplar obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella, Bayeu, Esteve, Inza, entre otros artistas.

La escultura está representada desde los bustos de Floridablanca y José Nicolás de Azara a la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia. No faltan las producciones de los talleres reales de piedras duras con un excepcional George Washington, de relojería, de porcelana, mapas o documentos.

Entre las obras de artistas de patrocinio regio destaca por la elegancia de líneas el pianoforte realizado para la infanta de España María Luisa de Borbón.

Dibujos, estampas y libros muestran a la vista de los espectadores un sinfín de obras políticas, científicas, literarias y militares. Todas estas obras proceden de Reales Academias, de los Museos, Bibliotecas y Archivos Nacionales, Museos Provinciales, Patrimonio Nacional y de algunas de las más importantes colecciones privadas de nuestro país.

El itinerario expositivo se estructura en quince secciones en las que se hace un recorrido por todos los aspectos más significativos del momento, comenzando por sus inicios como abogado hasta que llegara como ministro de su majestad en Roma. Al terminar sus estudios de derecho ejerció como abogado junto con su padre, y gracias a sus importantes relaciones, como el duque de Alba o Diego de Rojas y Contreras, pudo dar el salto a la Administración, ya que fue nombrado fiscal del Consejo de Castilla en 1766, lo que significó el inicio de su carrera política.

En la sección dedicada a la monarquía, se abordan distintos aspectos, desde su relación personal con los dos monarcas, a la vida en la corte.

Su teoría política también tiene un papel destacado en la muestra, con obras que ilustran sobre su pensamiento político, el dirigismo ideológico o el empleo de la imprenta y la calcografía para la divulgación de sus campañas ideológicas.

En la sección dedicada a «los españoles» se representa a las distintas clases sociales y sus aficiones con obras de marcado carácter costumbrista realizadas por Tiépolo, González Velázquez, Esteve o Carnicero.

Sin olvidar la polémica entre Floridablanca y la condesa de Montijo sobre el denominado traje nacional. En este punto, el conde defendía que para la economía, el lujo en el vestir y el amueblamiento, suponía un gran costo para la balanza de pago.

Pero sin duda, su mayor actividad política fue en el departamento de Exteriores donde su principal objetivo fue fortalecer las posiciones de España frente al poder de Inglaterra en los mares y el ámbito colonial.

Tras morir Carlos III, su posición ante la Revolución Francesa le hicieron perder el favor real y fue destituido. Olvidado y de nuevo en Murcia fue nombrado presidente de la Junta Suprema Central en 1808. En diciembre de ese mismo año moría en Sevilla.


Floridablanca, la sombra de un rey

La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, a través de la Consejería de Turismo y Cultura, el Ayuntamiento de Murcia, Acción Cultural Española (AC/E) y la Fundación Banco de Sabadell, con el apoyo de Gesa Mediación aúnan esfuerzos para presentar la exposición Floridablanca, la sombra del Rey que podrá visitarse del 29 de enero al 28 de abril de 2019 en el Palacio del Almudí y en la Sala Verónicas de la ciudad de Murcia.

La muestra, comisariada por Isidro Bango Torviso, catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, puede considerarse como una de las magnas exposiciones que en los últimos años se han dedicado a Carlos III o al siglo XVIII español.

El conde de Floridablanca fue un hombre de su tiempo, un periodo de la historia convulso, que se debatía entre acérrimos conservadores de las viejas instituciones y unos impetuosos revolucionarios. También existía una parte de la sociedad, moderada, sin duda medrosa, que era consciente de la imperiosa necesidad de un cambio, de integrarse en la renovación que triunfaba en otras naciones europeas, pero sin una ruptura violenta con el statu quo en el que habían nacido y vivían.

Durante medio siglo el murciano José Moñino Redondo, conde de Floridablanca, tomó parte activa en la política que definió la historia de España de su época. Entre 1777 y 1792 desempeñó el cargo de secretario de Estado. Después de su destitución y un amargo período de prisión, presidió la Junta Suprema Central en 1808. Fue tan fiel intérprete del ideario político de Carlos III, que a veces resulta difícil discernir quien fue el inspirador.

Pero lo que es indiscutible es que fue el que mejor gestionó los proyectos reales y quien más progresó en su ejecución. Su actividad política y administrativa ha sido tan amplia que no hay faceta del aparato del estado que no controlara personalmente o, al menos, supervisara. Competencia directa suya fue la política exterior, pero su actuación se aprecia en comercio, obras públicas, correos, proyectos científicos, industria, ejercito, economía, bellas artes y arqueología, universidades, caridad, agricultura, etc.

La exposición pretende recrear el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Para lograrlo se han reunido unas trescientas obras agrupadas en quince secciones. Solo por el número de piezas expuestas puede considerarse como una de las magnas exposiciones que en los últimos años se han dedicado a Carlos III o al siglo XVIII español. Entre las pinturas cuenta con obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella, Bayeu… La escultura está representada desde los bustos de Floridablanca y Nicolás de Azara a la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia.

No faltan las producciones de los talleres reales de piedras duras (un excepcional G.Washington), de relojería, de cerámica, etc. Entre las obras de artistas de patrocinio regio destaca por la elegancia de líneas el pianoforte realizado para la infanta de España María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y librosmuestran a la vista de los espectadores un sinfín de obras políticas, científicas, literarias y militares.

FECHAS
29 de enero a 28 de abril de 2019

SEDES 
Palacio del Almudí Plano de san Francisco s/nº
Sala Verónicas Calle Verónicas, 4

HORARIO 
De lunes a sábado: de 10 a 14 y 17 a 21 h
Domingos y festivos: de 11 a 14 h
Cerrado: 19 de abril (Viernes Santo), 23 de abril (Bando de la Huerta y 27 de abril (Entierro de la Sardina)

ACCESO 
El acceso a la exposición será gratuito y permitido hasta 45 minutos antes del cierre

HORARIO DE VISITAS GUIADAS
Escolares y grupos: Lunes a viernes 10 a 11 h y 11.30 a 12.30 h
Grupos: Los miércoles a las 18 h y los domingos a las 12 h (max 25 personas)

INFORMACIÓN 
Oficina de Información: 650 533 678
Palacio Almudí: 968 35 86 00, ext. 50827 y 50825
Sala Verónicas: 968 22 16 68


Un tributo a la altura de un conde

La Región vuelve a homenajear, diez años después, a José Moñino y Redondo, el «murciano más universal»

El Almudí y Verónicas abrieron ayer sus puertas a una exposición de unas 300 piezas que la convierten en una de las muestras más completas del siglo XVIII español.

Desde que se anunciara el pasado mes de diciembre, todos los involucrados lo han dicho en algún momento. «Él es, posiblemente, el murciano más universal»; y ayer, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, no fue una excepción. Lo dicen con firmeza, pero sin la rotundidad que podrían suscitar las distancias cortas. Porque la Región, y Murcia, han proporcionado infinidad de personajes ilustres; de nombres dignos de aparecer en los libros de historia y recordar para la posteridad. Pero si hubo uno influyente ese fue el de José Moñino y Redondo (Murcia, 1728 – Sevilla, 1808), primer conde de Floridablanca.

Fiel intérprete del ideario de Carlos III, Moñino y Redondo tomó parte activa en la política de su tiempo y fue secretario de Estado entre 1777 y 1792, e incluso tras su destitución –y un periodo en prisión–, presidió la Junta Suprema Central en 1808. Así que «conocer su figura, su vida y su obra es una buena forma de hacer hoy, dos siglos y medio después, más Región y más España», insistió el jefe del Ejecutivo regional, que ejerció ayer de padrino durante la inauguración de Floridablanca. La sombra de un rey, una exposición de una magnitud a la altura del hombre al que se rinde tributo –hasta el 28 de abril– en el Almudí y Verónicas.

La muestra llega en el 290 aniversario de su nacimiento, y poco más de una década después de otra exposición que ilustró su vida en Murcia. Aquella (Floridablanca (1728-1808), la utopía reformadora), por el segundo centenario de su muerte, ocupó en 2008 el Centro Cultural Las Claras y la sala de exposiciones de San Esteban con cerca de 250 piezas; pero esta es incluso mayor. De hecho, se trata de una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III. Las obras que la componen proceden de 54 prestatarios, entre ellos el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional de España, y ocupan 1.800 metros cuadrados.

Pero poco vale hablar de números sin que estos vayan acompañados de nombres. Porque sí, el conde es el absoluto protagonista de esta muestra, pero no hay que pasar por alto la presencia –por medio de sus pinturas– de artistas de la talla de Francisco de Goya, o del checo Anton Raphael Mengs. Ni las de los italianos Pompio Batoni y Giovanni Battista Tiepolo, y los españoles Mariano Salvador Maella y Francisco Bayeu.

La escultura también está representada en esta exposición con los bustos de Floridablanca y la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia, entre otras piezas. Y no faltan entre los muros de Verónicas y el Almudí las producciones de los talleres reales de piedras duras –un excepcional George Washington–, de relojería, de porcelana, etc., e incluso obras de artistas de patrocinio regio como el pianoforte realizado para la infanta de España, María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completan esta muestra que reúne obras procedentes de reales academias, museos, bibliotecas y archivos nacionales, que forman parte de Patrimonio Nacional y también de algunas de las colecciones privadas más importantes del país.

Para una mejor comprensión del recorrido histórico que propone la Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española –«Un ejemplo de que la leal colaboración entre instituciones da siempre fruto y abre las puertas al éxito», dijo el presidente–, la mayoría de estas obras cuenta con una señalética explicativa compleja (ya sea con recursos gráficos o reproducciones informatizadas) que facilita su mejor conocimiento. Llaman especialmente la atención, en este sentido, el espectáculo digital del juramento de fidelidad a Fernando (VII) de Borbón como Príncipe de Asturias, las reproducciones holográficas de dos obras (Elefante y Megaterio) del Museo de Ciencias, así como la recreación del Salón Carlos III de la Aduana de Barcelona, y la decoración del salón dedicado a la guerra contra los ingleses.

Además, la muestra, comisariada por el catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid Isidro Bango, y dirigida por el catedrático de la Universidad de Murcia Javier Guillamón, se encuentra dividida en quince secciones, a saber: 1. De abogado a ministro de su majestad en Roma (1748 – 1777), 2. El conde de Floridablanca y la Corte, 3. La teoría política de un ilustrado, 4. Los españoles, 5. Conocimiento de la población y el territorio, 6. Hacienda, 7. La indumentaria y las leyes del lujo, 8. Ejército, 9. Asuntos Exteriores, 10. Industria, 11. Obras públicas, 12. La ciencia, 13. El comercio, 14. Educación y caridad y 15. Del ocaso a la gloria. En definitiva, una guía para poder conocer en profundidad –y poco a poco, en varias visitas– a un hombre capital en la historia, no solo de la Región, sino de España.

Por eso, durante su intervención el presidente invitó a todos a «disfrutar de este importantísimo evento», en referencia a la exposición, que permanecerá abierta en ambos espacios hasta el 28 de abril en horario de lunes a sábado (de diez de la mañana a dos y de cinco a nueve de la noche) y los domingos y festivos, de once a dos de la tarde. Se podrán realizar reservas para visitas guiadas en la página web www.expofloridablanca.es.


‘Floridablanca. La sombra de un rey’ ya se puede visitar en el Palacio Almudí y la Sala Verónicas


La muestra, con cerca de 300 obras del Prado, Thyssen y la Biblioteca Nacional, ha sido inaugurada este martes y estará abierta hasta el 28 de abril

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha inaugurado este martes la exposición ‘Floridablanca. La sombra de un rey’, que reúne cerca de 300 obras procedentes del Museo del Prado, el Thyssen, el Arqueológico Nacional y la Biblioteca Nacional, entre otros.

Por ello, ha destacado que «es un acontecimiento cultural de primer orden con el que contribuimos a la recuperación de la memoria, la figura y el ejemplo del primer conde de Floridablanca y, posiblemente, el murciano más universal».PUBi

López Miras ha hecho estas declaraciones en el Palacio Almudí de Murcia, durante la inauguración de esta muestra compuesta por cerca de 300 obras a través de las cuales se conoce y recorre la obra y la época de José Moñino y Redondo, conde de Floridablanca y «figura trascendental en el paso de la Ilustración a la historia contemporánea».

Se trata de una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III. Las obras que la componen proceden de 54 prestatarios, entre ellos el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional de España.

En concreto, ocupa 1.800 metros cuadrados y está distribuida en dos sedes, el Palacio Almudí y la Sala Verónicas, antigua iglesia barroca del siglo XVIII, en cuyo interior las obras seleccionadas para esta muestra cobrarán aún una mayor relevancia.

La muestra está organizada por la Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española, «un ejemplo de que la leal colaboración entre instituciones da siempre fruto y abre las puertas al éxito», dijo el presidente.

La exposición cuenta con la colaboración de la Fundación Banco Sabadell y Gesa Mediación, a quienes López Miras ha agradecido que «ofrecen la oportunidad de adentrarnos en un siglo de reformas a través de la figura de un hombre leal a su país».

El presidente ha resaltado la implicación del comisario de la muestra, el catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, Isidro Bango, y su director, el catedrático de la Universidad de Murcia Javier Guillamón.

Obras de Goya

A través de las casi 300 obras agrupadas en una quincena de secciones, esta exposición recreará el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca.

Entre las pinturas se podrán admirar por ejemplo obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella o Bayeu. La escultura estará representada en los bustos de Floridablanca o en la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia.

No faltarán las producciones de los talleres reales de piedra, de relojería, cerámica, y entre las obras de artistas de patrocinio regio destaca el pianoforte realizado para la infanta de España, María Luisa de Borbón.

Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestra que reúne obras procedentes de reales academias, museos, bibliotecas y archivos nacionales, que forman parte de Patrimonio Nacional y también de algunas de las colecciones privadas más importantes del país.

José Moñino y Redondo (Murcia, 1728-Sevilla, 1808), fiel intérprete del ideario de Carlos III, tomó parte activa en la política y fue secretario de Estado entre 1777 y 1792.

Tras su destitución y un periodo en prisión, presidió la Junta Suprema Central en 1808. López Miras ha destacado la trayectoria de este «murciano, español, político y hombre de leyes», así como sus «innovadoras ideas y espíritu ilustrado», y subrayó que «conocer su figura, su vida y su obra es una buena forma de hacer hoy, dos siglos y medio después, más Región y más España».

Por eso, durante su intervención el presidente ha invitado a todos a «disfrutar de este importantísimo evento», en referencia a la exposición.

La muestra permanecerá abierta hasta el 28 de abril en horario de lunes a sábado, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas; y los domingos y festivos, de 11.00 a 14.00 horas. Se podrán realizar reservas para visitas guiadas en la página web ‘www.expofloridablanca.es’.


López Miras: «Con la exposición sobre Floridablanca contribuimos a recuperar su memoria, su figura y su ejemplo»

El presidente inaugura la exposición ‘Floridablanca. La sombra de un rey’, con cerca de 300 obras procedentes del Museo del Prado, el Thyssen, el Arqueológico Nacional y la Biblioteca Nacional, entre otros

La muestra, que «es un acontecimiento cultural de primer orden», permanecerá abierta al público hasta el 28 de abril en el Palacio del Almudí y la antigua iglesia de Verónicas de Murcia

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, aseguró hoy que la exposición ‘Floridablanca. La sombra de un rey’ «es un acontecimiento cultural de primer orden con el que contribuimos a la recuperación de la memoria, la figura y el ejemplo del primer conde de Floridablanca y, posiblemente, el murciano más universal».

López Miras realizó estas declaraciones en el Palacio Almudí de Murcia, durante la inauguración de esta muestra compuesta por cerca de 300 obras a través de las cuales se conoce y recorre la obra y la época de José Moñino y Redondo, conde de Floridablanca y «figura trascendental en el paso de la Ilustración a la historia contemporánea».

Se trata de una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III. Las obras que la componen proceden de 54 prestatarios, entre ellos el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional de España. Ocupa 1.800 metros cuadrados y está distribuida en dos sedes, el Palacio Almudí y la Sala Verónicas, antigua iglesia barroca del siglo XVIII, en cuyo interior las obras seleccionadas para esta muestra cobrarán aún una mayor relevancia.

La muestra está organizada por la Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española, «un ejemplo de que la leal colaboración entre instituciones da siempre fruto y abre las puertas al éxito», dijo el presidente.

La exposición cuenta conla colaboración de la Fundación Banco Sabadell y Gesa Mediación,a quienes López Miras agradecióque»nosofrecen la oportunidad de adentrarnos en un siglo de reformas a través de la figura de un hombre leal a su país».

El presidente destacó la implicación del comisario de la muestra, el catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, Isidro Bango, y su director, el catedrático de la Universidad de Murcia Javier Guillamón.

Quince secciones

A través de las casi 300 obras agrupadas en una quincena de secciones, esta exposición recreará el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Entre las pinturas se podrán admirar por ejemplo obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella o Bayeu. La escultura estará representada en los bustos de Floridablanca o en la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia.

No faltarán las producciones de los talleres reales de piedra, de relojería, cerámica, y entre las obras de artistas de patrocinio regio destaca el pianoforte realizado para la infanta de España, María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestra que reúne obras procedentes de reales academias, museos, bibliotecas y archivos nacionales, que forman parte de Patrimonio Nacional y también de algunas de las colecciones privadas más importantes del país.

José Moñino y Redondo (Murcia, 1728-Sevilla, 1808), fiel intérprete del ideario de Carlos III, tomó parte activa en la política y fue secretario de Estado entre 1777 y 1792. Tras su destitución y un periodo en prisión, presidió la Junta Suprema Central en 1808. López Miras destacó la trayectoria de este «murciano, español, político y hombre de leyes», así como sus «innovadoras ideas y espíritu ilustrado», y subrayó que «conocer su figura, su vida y su obra es una buena forma de hacer hoy, dos siglos y medio después, más Región y más España».

Por eso, durante su intervención el presidente invitó a todos a «disfrutar de este importantísimo evento», en referencia a la exposición, que permanecerá abierta hasta el 28 de abril en horario de lunes a sábado (de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas) y los domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 horas. Se podrán realizar reservas para visitas guiadas en la página web www.expofloridablanca.es.


La España del siglo XVIII, en las manos de un conde

El Palacio Almudí y la sala Verónicas de Murcia acogen a partir del martes la exposición ‘Floridablanca. La sombra del rey’ con más de trescientas obras

Tres años, en los que se han redactado tres proyectos expositivos distintos, ha costado cuadrar el calendario para que la exposición ‘Floridablanca. La sombra del rey’, pueda contemplarse, como ocurrirá a partir del martes, en Murcia. El Palacio Almudí de la capital y la sala Verónicas, cercana al magno edificio, son los espacios escogidos para dar cobijo a esta muestra, en cuya puesta en marcha han participado diversas instituciones, desde la Comunidad Autónoma, a través de la Consejería de Cultura, al Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española (AC/E), con el apoyo todos ellos de la Fundación Banco de Sabadell y de Gesa Mediación.

Dirigida por el catedrático de la Universidad de Murcia Javier Guillamón y comisariada por el también catedrático Isidro Bango y el profesor Ismael Gutiérrez (estos dos últimos de la Universidad Autónoma de Madrid), se presenta como «una de las grandes exposiciones que en los últimos años se han dedicado a Carlos III o al siglo XVIII», con especial protagonismo en la figura del murciano conde de Floridablanca. Está conformada por 330 obras de distinto tipo: pintura, escultura, grabados, documentos, artes decorativas, numismática, etc., repartidas en 15 secciones. Ocupa las dos plantas del Palacio Almudí -donde se exponen la mayor parte de las piezas- y encuentra extensión en la antigua iglesia de Verónicas, en la que se podrá disfrutar, entre otros, del cuadro ‘La condesa de Montijo con sus hijas’, pintura atribuida a Goya y perteneciente a la colección privada de la familia Fitz James Stuart. Este es, precisamente, señala Bango, uno de los lienzos cuyo préstamo más ha costado conseguir. Formó parte de la exposición ‘Jovellanos, ministro de Gracia y Justicia’, celebrada en Gijón en 1998, y desde entonces, afirma el comisario madrileño, no ha vuelto a exhibirse en público.

Hasta 54 instituciones, galerías y coleccionistas privados han prestado obras para esta muestra, que se podrá visitar hasta el 28 de abril de forma gratuita. Hay piezas del Museo del Prado, del Museo Arqueológico Nacional, de los archivos General de Simancas, Histórico Nacional y Municipal de Murcia; de la Biblioteca Nacional, del Ministerio de Hacienda, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de Patrimonio Nacional, entre una larga lista de prestadores. Con todas ellas, afirma Bango, los organizadores de la muestra han intentado «dar un imagen de la compleja actividad política del protagonista», con el propósito de «exponer los hechos a través de las obras y que sea el espectador quien decida».

La muestra reúne piezas de 54 prestatarios, entre los que figuran Patrimonio Nacional y El Museo del Prado

Nacido en Murcia en 1728, de origen humilde y con gran proyección en el reinado de Carlos III -llegó a convertirse en la persona de máxima confianza del rey-, José Moñino y Redondo, a la postre conde de Floridablanca, fue, explica Bango, «un personaje complejo que llevó a cabo acciones muy discutidas por sus contemporáneos». Querido y odiado a partes iguales, recoge Bango la definición hecha por dos embajadores de la época: «Floridablanca fue la gran figura del siglo XVIII en España». A él se le debe, llama la atención el comisario e historiador, «la renovación del país», al que «volvió a situar con gran protagonismo en la política internacional».

La principal diferencia entre el murciano y el resto de políticos coetáneos figura en la efectividad de sus proyectos, «mientras otros proponen ideas que no llevan a cabo, Floridablanca logra poner en marcha todas sus empresas: cuadriplicó, por ejemplo, las leguas de carretera que había en el país, y patrocinó la vía de Andalucía, de tal manera, que quienes viajaban por ella comentaban que era el mejor camino de Europa», resalta Bango, quien, no obstante, recuerda que, al tiempo que alimentó el progreso, Moñino «defendió la supremacía del rey siguiendo los criterios del Antiguo Régimen». «En este sentido, fue un hombre contradictorio, a la vez reformista y conservador».

Auge y caída

Aunque con Floridablanca como eje vertebrador, la muestra que acogerán Verónicas y El Almudí es también el reflejo de una época. El 90% de las obras que en ella se exhiben, apunta Bango, tienen por objeto ilustrar el imaginario del tiempo en el que vivió el político murciano, una etapa «muy interesante» porque en ella confluyen dos grandes tendencias, representadas por quienes quieren renovar el país y la sociedad bajo la luz de la Ilustración, y quienes defienden los parámetros ultraconservadores, que, además, en el primero de los casos, puntualiza Bango, atiende a otras dos corrientes: la encabezada por «los más apasionados, que piden un cambio radical», y la que aglutina a los llamados «déspotas ilustrados, que mantienen algunos aspectos del pasado». Entre estos últimos se encuadraría, indica Bango, Floridablanca.

Se podrá ver hasta el 28 de abril y pone de relieve «la compleja actividad política de su protagonista», afirma el comisario Isidro Bango

A lo largo de sus 80 años de vida, José Moñino desempeñó diversos e importantes cargos. Abogado de los Reales Consejos desde 1748, ingresó en el Concejo de Castilla como fiscal para convertirse después en ministro de Su Majestad ante la Santa Sede. En 1773 le fue concedido el título nobiliario, alcanzando poco más tarde la Secretaría del Despacho de Estado. «El rey llegó a decir de él que lo que decía Floridablanca era el Evangelio», apunta Bango, quien cree que «todo lo realizado durante el periodo de actividad política de Floridablanca podría decirse que se debió a él en exclusiva. Carlos III le dejó hacer lo que quiso», añade el historiador.

Su figura, no obstante, está rodeada de «luces y sombras». En la última etapa de su ministerio «duda de si las reformas emprendidas habían sido acertadas. El rey, entonces Carlos IV, considera que es un hombre ya cansado por la edad, y que comete errores, por lo que en 1792 decide destituirlo. Le sustituye [el conde de] Aranda, que defendía prácticamente sus mismos ideales, pero con la salvedad de que se pone al lado de la aristocracia. Apenas dura en el cargo, y es relevado por Godoy», cuenta Bango de los hechos acaecidos recién estallada la Revolución francesa.

El final de Floridablanca, sin embargo, no fue totalmente gris: «Murió al frente de la Junta Suprema de Defensa, cargo que ocupó ya con 80 años, y para el que, hasta sus enemigos, le propusieron». Fue en 1808, fecha en la que el murciano fallece -lo hará en Sevilla-, y en la que se da inicio a la Guerra de la Independencia contra las tropas napoleónicas.

Documentación

En torno a la figura de Floridablanca y el siglo XVIII se han realizado diversas exposiciones, también en la ciudad de Murcia, donde en 2008 se presentó la muestra ‘Floridablanca (1728-1808), la utopía reformadora’, con motivo de la conmemoración de los doscientos años de la muerte del político. Entonces se pudieron ver en torno a doscientas piezas, expuestas en el Centro Cultural Las Claras de la Fundación Cajamurcia y la sala de San Esteban. Aquella fue, reconoce Bango, una exposición «espléndida», en la que igualmente se exhibieron obras procedentes de otras instituciones. La que el martes inaugura el Almudí y Verónicas es también, en palabras, de su comisario, una muestra «muy importante» y, desde el punto de vista de la documentación histórica, la que más piezas presenta.

Junto a la muestra de volúmenes originales se han instalado pequeñas pantallas digitales que permitirán al público conocer el contenido completo de libros y actas relevantes en la época. Los recursos audiovisuales acompañarán el discurso narrativo de la exposición, en la que se recreará el salón de la Aduana de Carlos III en Barcelona, entre otros espacios y curiosidades; y se reproducirá mediante holografía dos piezas del Museo de Ciencias Naturales de Madrid; en concreto un elefante y un megaterio.

Prestadore

-Instituciones y particulares-Archivo General de Simancas-Archivo Histórico Nacional-Archivo Municipal de Murcia-Arzobispado de Pamplona y Tudela-Banco de España-Biblioteca Nacional-Calcografía Nacional-Carmen de la Puerta-Diócesis de Albacete-Enrique Gutiérrez de Calderón-Familia Puga-Abelenda-Fernando Gómez Pomar-Fernando Maldonado-Colección BBVA-Fundación Casa de Alba-Fundación FUSARA-Galería Caylus-Galería Guillermo de Osma-Galería Marita Segovia-Iglesia San Juán Bautista de Murcia-Ilustre Colegio de Abogados de Albacete-Instituto Valencia de Don Juan-Jaime Fitz James Stuart-Javier Fernández Landeta-Jose Antonio Cámara de Juan-Juan Fernández-Duran-Luis Fitz James Stuart-Ministerio de Hacienda y Función Pública-Museo Arqueológico de Lorca-Museo Arqueológico Nacional-Museo Cerralbo-Museo de América-Museo de Artes Decorativas-Museo de Bellas Artes de Alicante-Museo de Bellas Artes de Murcia-Museo de Ciencias Naturales-Museo de Historia de Madrid-Museo de Huesca-Museo de Pontevedra-Museo del Romanticismo-Museo Nacional de Escultura de Valladolid-Museo Nacional del Prado-Palacio Almudí-Palacio Episcopal-Patrimonio Nacional-Real Academia de Bellas Artes de San Fernando-Real Academia de Jurisprudencia y Legislación-Real Academia de la Historia-Real e Ilustre Junta de Damas de Honor y Mérito-Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País-Rogelio Folgueras-Secretaría General del Tesoro y política Financiera-Sofía Clausen Zubiria-Universidad Complutense-Universidad de Valencia

Cada una de las 15 secciones en las que está dividida la muestra se centran en un aspecto de la actividad desempeñada por Floridablanca, desde sus inicios como abogado, su relación con la Corte y sus ideas políticas, pasando por la indumentaria de la época, la atención que le otorgó a la educación o el impulso de la ciencia. Estos dos últimos apartados son secciones visitables en la sala Verónicas. La muestra sobre Floridablanca, que permanecerá abierta de lunes a sábado en horario de mañana y tarde (de 10 a 14 y de 17 a 21) y domingos y festivos solo en horas matinales, contará con visitas guiadas para grupos todos los miércoles y domingos. Estas se podrán reservar a través de una web creada ex profeso para la muestra (www.expofloridablanca.com).

Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella, Bayeu, Carnicero, Fernández de Ruiloba, Bonito… son solo algunos de los nombres de los creadores que dan forma con sus trabajos a esta exposición, para la que, confiesa Bango, «solo hemos renunciado a las piezas americanas, por su costo». «Nos hemos pateado toda España para localizar estas obras. Ha sido un trabajo laborioso», asegura el comisario madrileño.


“Floridablanca, la sombra de un Rey”, una de las exposiciones del año en Murcia

El Palacio Almudí y la Sala Verónicas acogerán el próximo lunes, 28 de enero, la inauguración una exposición que profundiza en la figura y el legado del conde de Floridablanca. Contará con 300 piezas provenientes del Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional de España, entre las que destacan obras de Francisco de Goya.

Bajo el título de “Floridablanca. La sombra de un rey”,  a lo largo de sus 1.800 metros cuadradosrecordará la vida y trayectoria de una figura trascendental en el paso de la Ilustración a la historia contemporánea; la ingente labor de este hombre reformista que ha sido uno de los murcianos más universales e influyentes de la historia: José Moñino y Redondo, primer conde de Floridablanca.

La muestra está comisariada por Isidro Bango, catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, y nace como una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III, siendo uno de los eventos culturales destacados del año en Murcia.

A través de las casi 300 obras agrupadas en una quincena de secciones, esta exposición recreará el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Entre las pinturas se podrán por ejemplo admirar obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella o Bayeu. La escultura estará representada en los bustos de Floridablanca o en la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia.

No faltarán las producciones de los talleres reales de piedra, de relojería, cerámica, y entre las obras de artistas de patrocinio regio destaca el pianoforte realizado para la infanta de España María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestraque reúne obras procedentes de reales academias, museos, bibliotecas y archivos nacionales, que forman parte de Patrimonio Nacional y también de algunas de las colecciones privadas más importantes del país.

La exposición permanecerá abierta hasta el 28 de abril y el horario será de lunes a sábado, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas, y los domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 horas. Se podrán realizar reservas para visitas guiadas a partir del 2 de enero en la página web oficial.


La gran exposición sobre Floridablanca, a punto para su disfrute

La Sala Verónicas y el Palacio Almudí de Murcia ya acogen gran parte de las cerca de 300 obras que se exhibirán a partir de la próxima semana

La Sala Verónicas y el Palacio Almudí de Murcia ya acogen gran parte de las cerca de 300 obras que se exhibirán, a partir del próximo martes (29 de enero), en la exposición ‘Floridablanca. La sombra del rey’. La muestra, que está organizada por la Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española, contando también con la colaboración de Fundación Banco Sabadell y Gesa Mediación, acercará al público la vida y la trayectoria de José Moñino y Redondo, primer conde de Floridablanca.

Fiel intérprete del ideario político de Carlos III, José Moñino desempeñó entre 1777 y 1792 el cargo de secretario de Estado y, según recuerda la consejera de Turismo y Cultura, Miriam Guardiola, «estamos hablando del que quizá sea el murciano más universal e influyente de la historia; protagonista de una exposición que sin duda será uno de los eventos culturales de este 2019, una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III, que se convertirá en un importante atractivo turístico de nuestra Región».

Guardiola, junto al alcalde de Murcia, José Ballesta, visitó ayer ambas salas para supervisar el montaje de la exposición. Durante el recorrido, ambos pudieron contemplar, por ejemplo, siete obras de Francisco de Goya -seis de pequeño formato y un gran lienzo de la condesa de Montijo y sus hijas-, un retrato nunca expuesto de Carlos III y una figura ecuestre también del rey Carlos III que ha llegado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

De Goya a Tiépolo y Mengs

Obras del Museo del Prado, del Thyssen-Bornemisza, del Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional, además de otras pertenecientes a algunas de las colecciones privadas más importantes del país, se expondrán en los casi 1.800 metros cuadrados de esta muestra que «ocupará dos de los espacios culturales de referencia en nuestra Región: el Palacio Almudí, creado en el siglo XV, y la Sala Verónicas, antigua iglesia barroca reconvertida en un espacio expositivo único», añade Guardiola.

Las casi 300 obras estarán agrupadas en una quincena de secciones, a través de las que se recreará el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Entre las pinturas, además de los Goya ya nombrados, se podrán admirar obras de Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella o Bayeu.

Asimismo, no faltarán destacadas esculturas, las producciones de los talleres reales de piedra, de relojería y cerámica y, entre las obras de artistas de patrocinio regio, destaca el pianoforte realizado para la infanta de España María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestra especial.


El conde de Floridablanca ya espera en Verónicas y el Almudí

Estos dos espacios de la ciudad acogerán el próximo martes la inauguración de una exposición de casi 300 piezas que recordará a José Moñino y Redondo, el murciano más influyente de la historia

La Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española ultiman los trabajos de montaje de la exposición Floridablanca. La sombra de un rey, que se inaugurará el próximo martes, 29 de enero, en la Sala Verónicas y el Palacio Almudí de Murcia. A través de cerca de 300 piezas, se recordará la vida y trayectoria de una figura trascendental en el paso de la Ilustración a la historia contemporánea; la ingente labor de este hombre reformista que posiblemente ha sido el murciano más universal e influyente de la historia: José Moñino y Redondo, primer conde de Floridablanca. 

Después de que la semana pasada comenzaran a llegar las primeras piezas –procedentes de museos como el Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional de España–, ayer, el alcalde, José Ballesta, y la consejera de Turismo y Cultura, Miriam Guardiola, visitaron el Almudí para supervisar las labores de los técnicos ante la que es una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III; colección que, «sin duda, se convertirá en un acontecimiento cultural de primer orden en la Región de Murcia durante este próximo año», aseguró la consejera. Y es que, por ejemplo, entre las pinturas se podrán admirar obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella y Bayeu. La escultura estará representada en los bustos de Floridablanca o en la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia, mientras que una serie de dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestra.

Las obras de la exposición ‘Floridablanca. La sombra del rey’ ya ocupan la Sala Verónicas y el Palacio Almudí

La consejera Miriam Guardiola y el alcalde de Murcia, José Ballesta, visitan el montaje de la muestra, que incluye obras de Goya y una estatua ecuestre de Carlos III

La Sala Verónicas y el Palacio Almudí de Murcia ya acogen gran parte de las cerca de 300 obras que se exhibirán, a partir del próximo 29 de enero, en la exposición ‘Floridablanca. La sombra del rey’. La muestra, que está organizada por la Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española, contando también con la colaboración de Fundación Banco Sabadell y Gesa Mediación, acercará al público la vida y la trayectoria de José Moñino y Redondo, primer conde de Floridablanca.

Fiel intérprete del ideario político de Carlos III, José Moñino desempeñó entre 1777 y 1792 el cargo de secretario de Estado y, según recordó la consejera de Turismo y Cultura, Miriam Guardiola, “estamos hablando del que quizá sea el murciano más universal e influyente de la historia; protagonista de una exposición que sin duda será uno de los eventos culturales de este 2019, una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III que se convertirá en un importante atractivo turístico de nuestra Región”.

Guardiola, junto al alcalde de Murcia, José Ballesta, visitó ambas salas para supervisar el montaje de la exposición. Durante el recorrido, ambos han podido ver, por ejemplo, siete obras de Francisco de Goya –seis de pequeño formato y un gran lienzo de la condesa de Montijo y sus hijas-, un retrato nunca expuesto de Carlos III y una figura ecuestre también del rey Carlos III que ha llegado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Obras del Museo del Prado, del Thyssen-Bornemisza, del Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional, además de otras pertenecientes a algunas de las colecciones privadas más importantes del país, se expondrán en los casi 1.800 metros cuadrados de esta muestra que “ocupará dos de los espacios culturales de referencia en nuestra Región: el Palacio Almudí, creado en el siglo XV, y la Sala Verónicas, antigua iglesia barroca reconvertida en un espacio expositivo único”, añadió Guardiola.

Las casi 300 obras estarán agrupadas en una quincena de secciones, a través de las que se recreará el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Entre las pinturas, además de los Goya ya nombrados, se podrán admirar obras de Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella o Bayeu.

Asimismo, no faltarán destacadas esculturas, las producciones de los talleres reales de piedra, de relojería y cerámica y, entre las obras de artistas de patrocinio regio, destaca el pianoforte realizado para la infanta de España María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestra.

Una exposición en el Palacio Almudí y la Sala Verónicas profundizará en la figura y el legado del conde de Floridablanca


Cerca de 300 piezas provenientes por ejemplo del Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional integrarán 19 secciones a lo largo de 1.800 metros cuadrados 

La Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española se unen para organizar una muestra que «se convertirá en uno de los acontecimientos culturales de 2019»

La Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española organizan la exposición ‘Floridablanca. La sombra de un rey’, que se inaugurará el próximo 28 de enero en la Sala Verónicas y el Palacio Almudí de Murcia. A través de cerca de 300 piezas, se recordará la vida y trayectoria de una figura trascendental en el paso de la Ilustración a la historia contemporánea; la ingente labor de este hombre reformista que posiblemente ha sido el murciano más universal e influyente de la historia: José Moñino y Redondo, primer conde de Floridablanca.

La muestra, que está comisariada por el catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, Isidro Bango, cuenta asimismo con la colaboración de Fundación Sabadell y Gesa Mediación y ha sido hoy presentada por la consejera de Turismo y Cultura, Miriam Guardiola; el alcalde de Murcia, José Ballesta, y el director de programación de Acción Cultural Española, Santiago Herrero.

Guardiola explicó que este proyecto “nace como una de las exposiciones más completas realizadas sobre el siglo XVIII español o el reinado de Carlos III y, sin duda, se convertirá en un acontecimiento cultural de primer orden en la Región de Murcia durante el próximo año, ya que aglutina cerca de 300 piezas cedidas por ejemplo por el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional de España. Obras que, expuestas en casi 1.800 metros cuadrados, ofrecen un recorrido realmente interesante para poder conocer mejor a una de las grandes figuras de la historia, la cultura y la política españolas”.

La responsable de Cultura destacó, asimismo que, “para esta magna exposición se han seleccionado dos espacios culturales únicos de nuestra Región, dos edificios históricos de referencia como son el Palacio Almudí, creado en el siglo XV, y la Sala Verónicas, antigua iglesia barroca del siglo XVIII, en cuyo interior las obras seleccionadas para esta muestra cobrarán aún una mayor relevancia”.

En este sentido, incidió en la necesaria colaboración entre administraciones, en esta ocasión la Comunidad, el Ayuntamiento de Murcia y Acción Cultural Española; “una intensa y fructífera colaboración que también se enriquece con el apoyo de empresas privadas y que permite acometer grandes proyectos”. “Una unión gracias a la que podemos ir más lejos y construir, entre todos, una cultura más fuerte, más abierta e inclusiva, y una Región de Murcia mejor”, afirmó Guardiola.

Quince secciones

A través de las casi 300 obras agrupadas en una quincena de secciones, esta exposición recreará el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Entre las pinturas se podrán por ejemplo admirar obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella o Bayeu. La escultura estará representada en los bustos de Floridablanca o en la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia.

No faltarán las producciones de los talleres reales de piedra, de relojería, cerámica, y entre las obras de artistas de patrocinio regio destaca el pianoforte realizado para la infanta de España María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestra que reúne obras procedentes de reales academias, museos, bibliotecas y archivos nacionales, que forman parte de Patrimonio Nacional y también de algunas de las colecciones privadas más importantes del país.

José Moñino y Redondo (Murcia, 1728 – Sevilla, 1808), primer conde de Floridablanca, vivió en un periodo convulso que se debatía entre los acérrimos conservadores de las instituciones y los revolucionarios. Durante medio siglo, Moñino, fiel intérprete del ideario de Carlos III, tomó parte activa en la política y fue secretario de Estado entre 1777 y 1792. Tras su destitución y un periodo en prisión, presidió la Junta Suprema Central en 1808.

La exposición ‘Floridablanca. La sombra de un rey’ permanecerá abierta hasta el 28 de abril y el horario será de lunes a sábado, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas, y los domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 horas. Se podrán realizar reservas para visitas guiadas a partir del 2 de enero en la página web www.expofloridablanca.es.

Floridablanca. La sombra de un rey

Floridablanca. La sombra de un rey es el nombre de la exposición que podemos ver en la Sala Verónicas y el Palacio Almudí de Murcia y que permanecerá abierta hasta el 28 de abril. A través de cerca de 300 piezas, se recordará la vida y trayectoria de una figura trascendental en el paso de la Ilustración a la historia contemporánea; la ingente labor de este hombre reformista que posiblemente ha sido el murciano más universal e influyente de la historia: José Moñino y Redondo, primer conde de Floridablanca. Estas 300 obras estarán agrupadas en una quincena de secciones, en las que se recreará el imaginario que ilustra la obra de Floridablanca. Entre las pinturas se podrán por ejemplo admirar obras de Goya, Mengs, Batoni, Tiépolo, Maella o Bayeu. La escultura estará representada en los bustos de Floridablanca o en la monumental estatua ecuestre de Carlos III de la Real Academia. En la muestra no faltarán las producciones de los talleres reales de piedra, de relojería, cerámica, y entre las obras de artistas de patrocinio regio destaca el pianoforte realizado para la infanta de España María Luisa de Borbón. Dibujos, estampas y libros sobre política, ciencia o literatura completarán esta muestra que reúne obras procedentes de reales academias, museos, bibliotecas y archivos nacionales, que forman parte de Patrimonio Nacional y también de algunas de las colecciones privadas más importantes del país. José Moñino y Redondo (Murcia, 1728 – Sevilla, 1808), primer conde de Floridablanca, vivió en un periodo convulso que se debatía entre los acérrimos conservadores de las instituciones y los revolucionarios. Durante medio siglo, Moñino, fiel intérprete del ideario de Carlos III, tomó parte activa en la política y fue secretario de Estado entre 1777 y 1792. Tras su destitución y un periodo en prisión, presidió la Junta Suprema Central en 1808. El horario de Floridablanca. La sombra de un rey será de lunes a sábado, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas, y los domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 horas.